» » Deuteronomio 8:17 (NTV)

Deuteronomio 8:17 (NTV)

publicado en: Desarrollo Personal | 0

Deuteronomio 8:17-18 (NTV): «Todo esto lo hizo para que nunca se te ocurriera pensar…

Dar el reconocimiento a Nuestro Señor, es la base de todo triunfo. Más aún: darle gracias por adelantado es mayor beneficio para nosotros mismos, porque esa emoción nos llena de esperanzas, nos alienta a avanzar confiados porque EL dirige nuestra vida.

Cuando le damos gracias a Dios por nuestros logros, ingresos, bienestar, pertenencias, desarrollos profesionales y empresariales, nos mantenemos en el lugar de humildad como hijos amados del Omnipotente, de Nuestro Dios Soberano.

El corazón humilde está lleno de agradecimiento; es un corazón contento, que espera y disfruta en la comunión con El Señor. En el marco de esta actitud humilde y alegre, somos más sensibles, escuchamos con mayor claridad la dirección que Dios nos da, tanto en todo tiempo.

Asimismo, en el caminar con El Señor, nos damos cuenta que no alcanzan «las competencias» o habilidades específicas que tengamos si no podemos aplicarlas con creatividad y oportunidad: necesitamos del Señor Jesucristo, en forma imprescindible para aplicar lo que ya nos ha dado: nuestras habilidades, ideas, modelos, prototipos… Es SU creatividad sin límites la que nos conduce al éxito empresarial, sea que te desempeñes bajo relación de dependencia en una empresa o que hayas creado la tuya propia. Él nos organiza para llevar adelante los sueños que ya sembró en nuestros corazones, para luchar por concretarlos y convertirlos en realidad.

Entonces, tal como nos enseña la Palabra de Dios, «Él es quien nos da las fuerzas para obtener riquezas», es quien hace coincidir nuestra preparación con la oportunidad, es ese momento increíble que quienes no conocen al Señor, llaman suerte.

La clave para alcanzar nuestros sueños es darle al Señor Jesucristo toda la Gloria. Y esperar en oración mientras nos esmeramos en hacer lo que esté a nuestro alcance.

Cada vez que reconocemos SU Sabiduría obrando en nosotros, podemos alcanzar resultados muy superiores a los esperables, sea en nuestro emprendimiento, organización o empresa propia. EL nos centra, nos ubica en Su Verdad, para tomar las decisiones que más nos convienen. Seamos agradecidos, y reconozcamos al Hacedor de todo lo Perfecto. El Señor siempre nos sorprende.

Gloria al Rey de Israel!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *