» » Habacuc 2:2-3 (NVI)

Habacuc 2:2-3 (NVI)

publicado en: Desarrollo Personal | 4

Las Dos Trilogías que te hacen Invencibles en El Señor.
En mi experiencia profesional, existen dos Trilogías que te hacen imbatible, si te centras en la oración al Señor Jesucristo, agradeciendo Su sabiduría y fortaleza para guiarte.

Son las siguientes:

1. Diezmar/Ofrendar, Ahorrar e Invertir.
2. Estudiar, Trabajar y Emprender.

Y, desde ya, te adelanto que cuanto antes comiences a desarrollar estos hábitos, tanto mayor será tu beneficio!

Para comenzar, me gustaría contextualizar lo que vas a leer, diciendo simplemente que nací en 1967, por lo que ya atravesé el medio siglo de vida.

Desde chicos, sabíamos que teníamos que estudiar para obtener un buen trabajo y alcanzar nuestros sueños. Padres inmigrantes o hijos de inmigrantes que habían estudiado poco o nada se esforzaban para transmitir su experiencia: estudiar era lo más importante. Después, habría tiempo para trabajar, cuando estuviéramos bien preparados. Así lo hicimos muchos de nosotros…

Luego, mientras estudiábamos, sonaban nuevas voces expertas diciendo que teníamos que comenzar a trabajar mientras estudiábamos: ANTES de recibirnos debíamos acopiar experiencia para que fuera más fácil emplearse ante la competencia creciente. Así, siendo jóvenes, nos empleábamos tan pronto como podíamos: algunos trabajos sin importancia, otros más exigentes, algunos mal remunerados, pasantías interminables. Como tantos otros, salía de casa a las 7,30 y regresaba 0,30 hs., de lunes a viernes, durante AÑOS, agotada pero convencida de estar forjando mi futuro profesional. Y así lo hacíamos muchos.

Más tarde, iban llegando mejores oportunidades laborales, tiempos de grandes aprendizajes sobre competencia externa y también interna, entendiendo que la pirámide de oportunidades se va angostando en cualquier organización tradicional. Los 90 y los 2000 fueron años de posgrados y másters, porque la licenciatura no era suficiente. Siguió el coaching ontológico, la coordinación estratégica de equipos de trabajo, las dinámicas grupales… ¡es cierto que nunca terminamos de aprender! Doy fe.

Llegaron tantísimos aprendizajes laborales, incluyendo lo “políticamente correcto” imprescindible para el crecimiento en relación de dependencia. Hasta que llegó mi gran oportunidad: animarme a emprender me ubicó exactamente donde quería estar: brindar servicios de consultoría y capacitación independiente. Fue un antes y un después, como suele decirse. Un gran momento para aplicar herramientas, experiencias, conocimientos. Esta nueva etapa trajo muchos años de desafíos y logros.

Hasta aquí fue un resumen ajustado de mi recorrido laboral y profesional para contagiarte el entusiasmo del futuro que te espera si te esforzás y sos valiente….Entonces, quiero aprovechar estas últimas líneas para decirte que existen dos Trilogías que te hacen Imbatibles bajo la dirección El Señor Jesucristo. Podes comenzar ya mismo. Este es el sencillo y poderoso plan de base que te propongo:

. si sos un estudiante, y tus padres están pagando tus gastos, esmerate para separar un monto fijo mensual para dar a tu iglesia, mismo monto para ahorrar y otro similar para invertir. Hace esto todos los meses. Por ahora, no importa tanto la cantidad. lo que importa es que incorpores esta disciplina presupuestaria.

. si sos estudiante y trabajas para pagar tus gastos, también necesitas desarrollar este hábito. Tal vez, el monto mensual sea menor, pero el hábito de ofrendar, ahorrar e invertir, te llevará al éxito.

. si ya te recibiste, sos profesional y trabajas en una empresa, necesitás el mismo hábito. Tené en cuenta que por lo general, cuanto más ganamos más gastamos, por lo que vas a necesitar disciplina.

En cualquiera de las 3 situaciones en que te encuentres, afirmate en esta primera trilogía. No pierdas tiempo…

Mientras tanto, necesitas reflexionar sobre aquello que te encanta hacer aunque no te paguen por hacerlo. Puede ser algo relacionado con tus estudios o con tu profesión, o con algún hobby que te apasione. Escribilo… Tomá notas con papel y lápiz o en tu dispositivo móvil. Lo que escribimos es siempre un excelente confidente para regresar a él, y es también un testigo de nuestros futuros logros.

También necesitas preguntarte qué harías con tu vida, si tuvieras todos los recursos para lograr eso que te encanta hacer aunque no te paguen, y si no pudieras fallar, o sea, si tuvieras el éxito asegurado. ¿a qué te dedicarías?, ¿cuál sería tu trabajo, tu desafío personal, tu emprendimiento?

Pensalo! Date el tiempo para elegir tu futuro con El Señor. Enfocate en vivir una vida que agregue valor, una vida con calidad! Sin prisa pero sin pausa, enfocate y orá para que El Señor te dirija y verás cómo transforma tu vida…

No vas a tener tiempo ni ganas para perderte en medio de excusas, quejas, murmuraciones, malas compañías, vueltas innecesarias. Te aseguro que será una gran aventura: estudiar, trabajar y emprender, mientras ofrendas, ahorras e inviertes. Son dos ciclos que se relacionan íntimamente, y se refuerzan entre sí.

Habacuc 2:2-3: La respuesta del Señor
2 «Y el Señor me respondió: 
«Escribe la visión, y haz que resalte claramente en las tablillas, para que pueda leerse de corrido.
3 Pues la visión se realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de cumplirse.
Aunque parezca tardar, espérala; porque sin falta vendrá».

 

Animate a dar los primeros pasos… Seguimos la conversación cuando quieras…

Imagen: agradecimiento a Kinkate: https://www.pexels.com/u/kinkate/

4 Responses

  1. Milagro Torres
    | Responder

    Excelente artículo! Bendiciones!

    • m1n1st3r1o
      | Responder

      Gracias Milagro! El Señor nos dirige…

  2. Daniel Perez
    | Responder

    hace algunos años, partió mi pastor con el señor, y ahora deseo iniciar un Ministerio y enseñar a las personas a prosperar y usar las finanzas en beneficio de la extensión del Reino.
    Podría visitarlos y aprender más del tema? Soy de la ciudad de México.

    • m1n1st3r1o
      | Responder

      Gracias por contactarme Daniel. Estoy a disposición por toda consulta o material que necesites. Y por supuesto podemos conectarnos vía Skype. Cualquier Bendiciones Daniel!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *