Gestión de Negocios

Es apropiado esquematizar la Gestión de Negocios, en tres etapas tales como Crear el Emprendimiento o la Empresa o Negocio Independiente, Hacer Crecer la Empresa o Negocio Independiente y Legar a la Siguiente Generación.

Conocer y aplicar saberes para gestionar negocios se ha convertido en una herramienta estratégica indispensable. Este compendio de conocimientos y buenas prácticas está en creciente difusión en gran parte por el aumento paulatino del autoempleo, proveniente de personas de carácter independiente que quieren atravesar sus propios desafíos.

Cada vez más personas en el mundo están comenzando y haciendo crecer sus emprendimientos. Algunos se transforman en empresas. Otros no, debido mayormente a la falta de conocimiento aplicado, en tiempo y forma entre otros factores clave.

A partir de una idea o un hobby, o por el emprendimiento que iniciamos o que tenemos intención de iniciar o por la empresa de la familia, a medida que avanzamos nos damos cuenta de que necesitamos formarnos como dueños, como empresarios.

Para este fin, habitualmente se piensa en la formación académica, que suele ser bastante completa y pertinente, por ejemplo, si se estudia Administración de Empresas o título similar.

Sin embargo, son varios años de cursada y no suele aportar la información adecuada en el corto plazo para tomar las decisiones convenientes en tiempo y forma. En cambio, es necesario hacer el camino paso a paso. Los días, meses y años pasan. Pero necesitamos resolver las urgencias de cada día como así también afrontar los temas importantes, trascendentes que gobiernan una empresa.

En el Ministerio Empresarial Cristiano, podemos ayudarte a avanzar más rápido mientras terminas tus estudios. Co pensamos estrategias para gestionar negocios, sea éste un punto de venta o una cadena de locales, una empresa en sus distintas fases de crecimiento, un estudio profesional o taller.

Proverbios 16:3:

“Encomienda a Jehová tus obras y tus caminos serán afirmados”.

Nos especializamos en resolver problemas y en ampliar el horizonte de crecimiento empresarial, sabiendo que el Señor nos dirige en Su Sabiduría, para alcanzar mayores logros.

Lucas 14:28 NVI:

“Supongamos que alguno de ustedes quiere construir una torre.

¿Acaso no se sienta primero a calcular el costo, para ver si tiene suficiente dinero para terminarla?”.